¡¡Por fin llega el Verano!!

¡¡Por fin llega el Verano!!

Como todos los años, y siguiendo su propio calendario, llega el verano y con él llega el buen tiempo, las largas noches al aire libre, la playa y el sol, la cervecita en el chiringuito, y lo que se tercie. Porque el verano es eso, improvisaciones, relajamiento y si se puede “salirse de madre”.

Cómo sentirnos seguras en verano

Seguro que al llegar el verano nos hemos hecho algunas de las siguientes preguntas, porque no siempre nos sentimos seguras.

¿Tengo bien mis piernas para lucirlas sin medias?

¿Podré ponerme ese bikini tan mono que me compré, si me veo con este ombligo “llorón” acompañando la flacidez en el abdomen?

¿Aguantara mi trasero  estos pantalones de tejido tan fino?

Estas y otras preguntas similares nos hacemos las mujeres al llegar estas fechas y empezar a sacar del armario la ropa de verano.

Yo soy la primera en preguntarme estas cosas, y como este año no he querido que “me coja el tren”, empecé  a entrenar duro en el gimnasio desde el mes de Enero.

Lo que mejor responde siempre son las piernas y la “retaguardia”, además yo mantengo figuras que comprometen a las piernas y al “culete” siempre que entreno cualquier otra parte del cuerpo. Con ello aumento el trabajo de esta zona que me encanta  lucir y lo hago casi  sin darme cuenta. Siempre con las piernas semiflexionadas o iniciando una genuflexión mientras hago otras rutinas de brazos o espalda  Los resultados son sorprendentes.

Las mujeres que nunca hemos tenido “trasero”, y lo hemos ido fabricando en el gimnasio, presentamos una figura especial, porque nuestro “pompis” es pequeño, pero redondo y elevado. Quedan preciosos los pantalones de telas suaves pegándose a nuestra “retaguardia”.

He aprendido también otra rutina que practico  con asiduidad cuando estoy de pie, subiendo en el ascensor o esperando el bus o simplemente planchando y  es apretar los glúteos. A veces aprieto y suelto contando cada serie en 20 repeticiones, otras veces lo dejo apretado contando 20 segundos.

Todos estos truquillos son realmente eficaces para lucir un lindo “trasero” este verano.

Tratamientos estéticos antes del verano

Mención especial tienen los temas de flacidez. Cuando la flacidez te deja floja la piel en el abdomen o en los brazos, la solución está en Thermage. Con una sesión al año de este tratamiento podrás lucir un cuerpo juvenil.

La Celulitis es otro cantar, porque estamos hablando de una patología, (la Lipodiostrofia), y necesita otro tipo de tratamientos. En este caso debes acudir a profesionales de la Estética que practiquen tratamientos específicos para combatirla, como pueden ser masajes con  mesoterapia,  el Vela Shape III, o el T- Shape, (entre cinco a diez sesiones).

Si lo que necesitas es reducir una pequeña adiposidad localizada en determinados puntos de tu anatomía, puedes elegir entre una Liposucción tradicional o una eliminación a través de ultrasonidos como es el caso del Liposonix, ambos casos de efectos duraderos porque se elimina la grasa de forma definitiva.

Por ello, no te demores, si no has empezado aún, no le dejes por más tiempo y comienza ya tu operación deslumbrante  para este Verano.

Publicado por: Mercedes Silvestre

COMPARTIR ARTÍCULO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *