¿Funciona la radiofrecuencia facial?

funciona la radiofrecuencia facial - doctora mercedes silvestre

La radiofrecuencia facial es uno de los tratamientos más demandados en el ámbito de la medicina estética en la actualidad. Una técnica no invasiva e indolora que estimula la circulación sanguíneo y aumenta la producción de colágeno.

Cabe recordar que el colágeno es una de las proteínas más importantes del cuerpo humano ya que hace de soporte de la piel y la mantiene tersa. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo la producción de colágeno se reduce paulatinamente, lo que provoca que la pérdida del óvalo facial por la flacidez.

Pues bien, gracias a este tratamiento conseguimos revertir los efectos del paso del tiempo en la piel del rostro. Gracias a la radiofrecuencia facial la piel toma un aspecto más sano, joven y luminoso.

¿Para qué se utiliza?

La radiofrecuencia facial consiste en aplicar ondas electromagnéticas de alta frecuencia sobre la cara, que llegan hasta las capas más profundas de la piel. Por lo tanto, es un tratamiento que “sanea” la piel desde dentro hacia fuera, estimulando la producción de colágeno. Los resultados de esta técnica son excelentes: la apariencia general de la piel del rostro mejora muchísimo.

Respondiendo a la pregunta de para qué se utiliza la radiofrecuencia facial, hay una serie de indicaciones a considerar: arrugas y líneas de expresión: mejillas, bolsas y ojeras; envejecimiento de la piel; flacidez y falta de firmeza en cara y cuello.

Se le conoce como el “lifting sin cirugía”, que no requiere de anestesia y no es invasivo.

Beneficios de la radiofrecuencia facial

Los beneficios de la radiofrecuencia facial son muy amplios.

El primero y más destacado de todos es que, al trabajar desde las capas más profundas de la piel hacia el exterior consigue estimular la producción de colágeno de forma 100% natural. De esta manera, consigue que la piel se vuelva más firme y flexible. Esto, además, previene los primeros signos de envejecimiento en la cara, como las arrugas y las líneas de expresión.

Este tratamiento estimula en gran medida la circulación sanguínea, así que uno de sus principales beneficios es que la piel se ve sana y luminosa, con un aspecto joven.

La radiofrecuencia facial está especialmente diseñada para mejorar la apariencia general de la piel. Por lo tanto, además de eliminar la flacidez y las arrugas, también reduce las manchas y las cicatrices del acné.

En cuanto a los resultados de la radiofrecuencia, se pueden apreciar justo después del tratamiento, lo cual es un gran punto a favor. Como es una técnica progresiva, pueden durar fácilmente dos años.

A todo ello hay que sumar que al ser un tratamiento no invasivo no requiere de rehabilitación. Los pacientes pueden retomar su rutina justo después de la sesión.

Y, por último, es interesante saber que es un tratamiento estupendo para pacientes de cualquier rango de edad. Disminuye los signos de la edad, suavizando las arrugas y las líneas de expresión, pero además define el óvalo facial y aporta firmeza.

Principales tratamientos de radiofrecuencia facial

Existen diferentes tratamientos de radiofrecuencia facial para devolverle al rostro su juventud. Thermage es el mejor de todos, y la Doctora Mercedes Silvestre está especializada en él. Desde el año 2006 ha realizado más de 2.000 tratamientos de esta técnica innovadora.

Se trata de un tratamiento muy eficaz para el tensado de la piel. En una única sesión se consiguen unos resultados extraordinarios, que duran hasta tres años.

Thermage

Uno de los tratamientos de radiofrecuencia más efectivos y que mejores resultados aportan es Thermage. Una técnica que calienta el tejido a gran profundidad y a temperaturas más elevadas, consiguiendo en una única sesión favorecer la producción de colágeno y tratar las arrugas y la flacidez. Los efectos son inmediatos y duraderos en el tiempo: piel más tersa y suave, y arrugas suavizadas. ¡Es el lifting sin cirugía!

Un tratamiento de rejuvenecimiento que se lleva realizando en Estados Unidos desde hace más de dos décadas. En el rostro es una técnica 100% recomendada para combatir la flacidez de la piel de la cara, del cuello y del contorno de ojos.

Una de las grandes ventajas que ofrece Thermage es que el tratamiento se realiza en una única sesión. Los efectos se ven de forma inmediata, aunque van aumentando de forma gradual hasta lograr el efecto deseado al año, el cual dura hasta tres años en pieles cuidadas y bien hidratadas.

Es interesante saber que en la actualidad no hay ningún otro tratamiento de radiofrecuencia que pueda igualar a Thermage.

¿Tiene efectos secundarios?

La radiofrecuencia facial es un tratamiento de medicina estética indoloro y no invasivo, de forma que los efectos secundarios son mínimos. Aún así, justo después de la sesión hay algunos pacientes que notan sensación de calor en el rostro. La inflamación en la zona tratada no es frecuente, pero si se da, desaparece pasadas apenas 24 o 48 horas. Las quemaduras no son un efecto secundario habitual si se confía en una clínica de calidad y confianza como la de la Doctora Mercedes Silvestre.

Por último, cabe señalar que este tratamiento tiene una serie de contraindicaciones absolutas que es importante conocer. En primer lugar, la radiofrecuencia facial no es una técnica que se pueda aplicar en mujeres embarazadas. En segundo lugar, si hay implantes de hilos o tatuajes en la piel tampoco está recomendada. Y, en tercer lugar, determinadas patologías cutáneas también impiden la aplicación de la técnica.

Para finalizar, respondiendo a la pregunta de si funciona la radiofrecuencia facial, es un rotundo sí. En los últimos años se ha convertido en uno de los tratamientos favoritos de muchos rostros conocidos ya que, sin necesidad de pasar por el quirófano, combate la flacidez y elimina las arrugas. El hecho de poder lucir un rostro más joven en una sola sesión y sin necesidad de recuperación posterior es un verdadero lujo.

Publicado por: Mercedes Silvestre

COMPARTIR ARTÍCULO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *